En días de viento

cloud-hiEstamos en invierno, y es usual que en ésta época el tiempo ande un poco revuelto, y más con el cambio climático. Unos días hace más tiempo de primavera que del propio invierno, y al día siguiente sin previo aviso, amanece un día de perros, desagradable, ventoso, frío y húmedo.

Me centraré en los días de viento, ya que estamos pasando un buen temporal ventoso; bien, tuve que salir a hacer unos recados y a mí, personalmente no me gusta que me baile el pelo a merced del viento, pero viento de temporal, las brisas son agradables, pero el «ventorro» no me gusta, no me gusta, no me cansaré de repetirlo, además el pelo se ensucia mucho más rápido.

Aunque no soy de sombreritos ni modas ni modelitos decidí ponerme un sombrero, que además me habían regalado los reyes apenas unos días y me apetecía estrenarlo, ¿por qué no?, era una buena oportunidad. Salí a la calle con mi sombrero y la verdad es que iba comodísima, hacía viento pero el pelo no se movía y además estaba calentita.

Alguna gente  me miraba de reojo (o eso creo yo) y  me aplicaba el refrán de: «ande yo caliente (¡ y cómoda!), ríase la gente«. Las mujeres iban por la calle con su pelo revuelto intentando peinárselo a cada ráfaga y yo tan feliz, calentita y cómoda con mi sombrero. Pero no queda aquí la cosa.

Estuve observando las indumentarias de esas sufridoras del viento y me dí cuenta que TODAS llevaban capucha en sus abrigos, chaquetas, etc. ¿Me estáis diciendo que tenéis un remedio para vuestros cabellos en un día de viento, insisto, de temporal, y preferís que se os revuelva el pelo a «parecer ridículas«? No me lo puedo creer.

He de decir que me cuesta mucho romper el hielo en cosas de estilismos, siempre pienso que si haré el ridículo, que si van a hablar de mí, pero estaba taaaan harta del viento en el pelo que ese día decidí hacerlo.

Después, al llegar a casa, me sentí bien, con la cabeza calentita y cada pelo en su sitio 🙂

A veces es muy difícil y complicado que nos dé igual lo que nos digan,pero cuando se consigue, sientes una gran satisfacción hacia ti mismo.

Por desgracia la moda femenina no es muy cómoda y práctica en muchos casos, hagamos que sí sea con pequeños gestos 🙂

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.