Archivo de la etiqueta: coronavirus

La autoayuda, ¿»des-ayuda»?

¡Hola a todos! ¿Qué tal? ¿Cómo lleváis los confinamientos y las cuarentenas?

Yo desde hace algunos meses llevo devorando libros y videos sobre el género autoayuda.

Con todo este follón de la pandemia del coronavirus en el año 2020, confinamientos, prohibiciones y demás, me he percatado de que ha habido un aumento en la consumición de este tipo de material, y por ende, hay mucho material publicado, tanto internet como en físico. Y mucha gente, algunos más «coaches» que otros, se han lanzado al mundo ofreciendo consejos y tutoriales para poder soportar esta época que nos ha tocado vivir de la noche a la mañana, nunca mejor dicho.

A lo largo de estos meses llevo observando ciertas situaciones que, si no sabes manejar bien, la autoayuda va a servirte más de «desayuda».
Lo digo porque cuando veo esos consejos en vídeos, blogs, etc… suelen decir «si haces esto te va a funcionar«, entonces tú intentas cambiarlo todo (hábitos, rutinas, y demás) tal y como te lo dice el «coach» y ¿qué pasa?, pues que es un desastre, porque no puedes clonar la vida de otro para ti.

Y es cuando viene aquí el problema, te frustras porque no has podido hacerlo y te sientes muy mal. Si el otro ha podido, ¿por qué yo no? Simple, porque tú no eres él.

Hay que adaptar los consejos que el coach te da a tu vida, y no todos los consejos valen para ti, aunque no es imposible. Como digo yo, hay que coger «pildoritas» de uno, de otro, de miles, y te haces tu rutina y tus hábitos a ti, a tu gusto, bajo tus circunstancias, no bajo las circunstancias del «coach».

Además, ya sabemos que los que se muestran en las redes suelen dar la sensación de éxito, y a lo mejor no lo tienen, pero lo parece. O como dice el refrán: consejos doy que para mi no tengo.

Así que, cuidado con lo que se ves y sientes por las redes.

Si de verdad quieres cambiar cosas en tu vida que te gusten de otro al que le vaya mejor, adáptalas a ti, no las calques, y verás qué bien te va a ir.

Espero que os haya gustado.

Hasta la próxima 🙂

Las mascarillas y las caras pequeñas. Solución.

¡Hola a todos! Por fin me siento a escribir.

Hoy os traigo un pequeño truco para las mascarillas. Ahora que se han vuelto obligatorias no a todo el mundo le vienen bien, y es un engorro porque se te meten por los ojos, o se resbala dejando libre la nariz, y claro, la paranoia crece.

No toda la gente tiene la misma medida en la cara. Así que, los que tenemos la cara pequeña (sí, me incluyo en ese grupo), y los niños lo pasamos un poco mal.

Es cierto que se pueden hacer a medida, más pequeñas pero si no tienes dónde lo más normal es ir a una farmacia o al supermercado y comprar las de talla estándar.

Sé que hay varios trucos por la red para hacerlas más pequeñas como por ejemplo, hacer un nudo en las gomas lo más cerca posible de la tela, pero las orejas también se resientes y el nudo se clava en la cara y pica al rato de llevarla, y no es plan rascarse, ¿verdad?

Yo lo he solucionado simplemente con una grapadora. Yo creo que tenemos prácticamente todos una en casa. Dobláis un poco la tela por el centro y grapáis por los lados. Os dejo unas fotos de referencia para que lo comprendáis mejor.

Como podéis observar, desaparecen los huecos que quedan a los lados. Os aseguro que se cierra requetebien y se ajusta perfectamente. No se les mueve a los niños.

Con esto y un bizcocho, no vemos a la próxima.

Bye 😉

3 maneras fáciles de hacerse una pizarra blanca

¡Muy buenas a todos!

Hoy os traigo un post muy, muy práctico.

Resulta que por las circunstancias de confinamiento por el covid-19 los padres nos hemos visto obligados a ser “profesores” en casa, y hay que ingeniárselas como sea.  Para poder hacer algunas explicaciones necesitas dibujar o escribir, y la situación no está como para malgastar ni materiales ni dinero. Además, con todo este lío del virus las entregas a domicilio si compras online tardan muchos días, por problemas en las empresas de reparto y los ERTES de algunas empresas.

Así que con 3 materiales uno se las arregla para seguir adelante.

Pizarra blanca (primera forma)

 Con materiales que sueles tener en casa podemos tener una pizarra blanca de manera muy sencilla. Tan sólo necesitas:

– Un rotulador para pizarra blanca (esto es lo único que habría que comprar online sino tienes por casa).

– Un folio blanco.

– Una funda archivadora de plástico.

El procedimiento es muy sencillo. Sólo tienes que introducir el folio blanco dentro de la funda archivadora de plástico y… ¡voila! Ya puedes escribir/dibujar con el rotulador encima del plástico.

.

Para borrar puedes usar un trapo simplemente, o humedecerlo un poco con alcohol del botiquín.

El único inconveniente que le veo, pero que no es para tanto, es que se puede mover un poco el plástico a la hora de escribir.

Pizarra blanca (segunda forma)

Otra manera de obtener una pizarra blanca es con:

– Un folio blanco

– Una funda plastificadora

– Un rotulador de pizarra blanca

Si no tienes plastificadora en casa puedes ir a una papelería a que te plastifiquen un folio blanco.

Una vez tienes el folio plastificado ya tienes tu pizarra lista para usar. Y el procedimiento de borrado es el mismo, un poquito de alcohol del botiquín.

Pizarra blanca (tercera forma)

Esta pizarra es la más a mano y económica. Pues sólo necesitas:

Rotulador de pizarra blanca.

Azulejos de cocina y/o baño.

Sí, sí. Como leéis. Se pueden pintar en los azulejos de la cocina o el baño (si son blancos mejor) con el rotulador de pizarra. Y luego se borra tranquilamente con el trapo húmedo en alcohol del botiquín. Además la “pizarra” es más grande, je, je, je.

Espero que os hayan gustado las ideas.

Os “veo” pronto 😉